Cómo se crea la riqueza

Por Alejandro Borja | Publicado el 6 de Septiembre de 2022

 

Artículo escrito por Alejandro Borja.

Alejandro es el creador de este blog sobre dinero, inversiones y educación financiera. Lleva casi una década divulgando sobre finanzas y es graduado en economía, además ha trabajado en grandes portales financieros.

Biografía completa.  Seguir en linkedin 

Conoce nuestra política editorial

Revisado

Todo el contenido de Ricos de la Mano esta revisado por un equipo de revisores expertos y experimentados. Está junta de revisores se encargan de verificar todo nuestros contenidos para que sean precisos y relevantes. Echamos manos De Fuentes actuales y las citamos siempre que es necesario. Descubre más sobre nuestra junta de revisión.

por Javier Borja Fuentes

Javier Borja

Artículo revisado por Javier Borja

Javier Borja es un experto en dinero que ha revisado y escrito cientos de artículos sobre finanzas. Ha cursado la carrera de ADE y actualmente es aspirante a CFA nivel 1.

Biografía completa.  Seguir en linkedin 

Conoce nuestra política editorial

Ahorrar dinero es importante, ya sea para crear un fondo de emergencia o para alcanzar un objetivo a largo plazo, como unas vacaciones o la jubilación. Pero hay una diferencia entre ahorrar dinero y crear riqueza.

Si ahorras el 10% de tus ingresos cada año, el dinero se acumula con el tiempo y acabas teniendo ahorros que puedes utilizar cuando los necesites. Por otro lado, si inviertes el dinero que ahorras, tu dinero puede crear más dinero al ganar intereses o dividendos.

Aquí es donde empiezas a construir la verdadera riqueza.

Cómo las inversiones crean riqueza

Utilizar el dinero que ahorras para ganar más es el truco para crear riqueza. En la inversión, puedes hacerlo de dos maneras.

  • El dinero que inviertes gana intereses, por lo que acabas teniendo más dinero del que has invertido.
  • Cuando inviertes en acciones y fondos de inversión que pagan dividendos, tu dinero gana a medida que crece.

Cuando inviertes, puedes beneficiarte del interés compuesto. Con el tiempo, no solamente ganas intereses sobre el dinero que ahorras, sino también sobre los intereses que ganaste en años anteriores. De este modo, tu patrimonio crece pasivamente con el tiempo.

Si ahorras 50 euros cada mes durante 30 años, habrás ahorrado 18.000 euros. Pero si ganas un 5% de interés compuesto cada año, tendrás más de 39.000 euros al cabo de 30 años.

Esos 21.000 euros adicionales son la riqueza que ha creado tu dinero.

Pasos para crear riqueza

Invertir dinero suele ser un comportamiento aprendido. Algunas personas proceden de familias en las que se les enseñaron estrategias de ahorro, pero nunca fueron más allá de poner dinero en una cuenta de ahorro en el banco.

Algunas personas proceden de familias en las que no se enseñó a ahorrar y la familia siempre vivió dentro de sus límites de ingresos. Y algunos proceden de familias en las que la inversión forma parte de la planificación financiera y se enseña activamente a la siguiente generación.

Independientemente del entorno financiero en el que hayas crecido, puedes decidir qué estrategia utilizar como adulto y tomar tus propias decisiones financieras.

Paso 1: Establecer objetivos de ahorro

Si quieres crear riqueza, es útil tener un objetivo claro en mente. Decide si quieres:

  • Independencia financiera
  • Planificación cómoda de la jubilación
  • La posibilidad de jubilarse anticipadamente
  • Dinero para iniciar un negocio
  • Un ingreso extra cada mes
  • Una red de seguridad financiera

Una vez que sepas cuál es tu objetivo, te ayudará a determinar

  • Cuánto tiempo tienes disponible para lograr ese objetivo
  • Cuánto necesitas ahorrar
  • Cómo de arriesgadas pueden ser tus inversiones
  • Qué tipo de inversiones necesitas hacer
  • Cuánto debes destinar a las inversiones cada mes

Importante:  También debes tener ahorros a los que puedas acceder fácilmente, por ejemplo para

Un fondo de emergencia Viajes y vacaciones Reparaciones inesperadas en tu casa y en tu coche

Paso 2: Empieza con un roboadvisor

Antes de empezar a invertir, tienes que ahorrar para tu inversión inicial. Muchas instituciones tienen una cantidad mínima de inversión, normalmente entre 1.000 y 10.000 euros, aunque 3.000 euros es un límite común.

Puedes seguir beneficiándote del interés compuesto si ahorras los 3.000 € en roboadvisor que inviertan en fondos indexados. Esto permite que tu dinero crezca más rápido mientras ahorras, pero antes de empezar a invertir. Las cuentas de ahorro de alto interés también ofrecen una mayor rentabilidad de los depósitos que las cuentas de ahorro tradicionales.

Paso 3: Aprender a invertir

Si no creciste invirtiendo y tus padres no invirtieron, puede ser intimidante empezar. Hay muchas opciones diferentes entre las que puedes elegir, como acciones individuales, fondos de inversión, bonos del Estado y fondos de inversión. Puede ser difícil predecir el crecimiento o averiguar cuándo comprar y vender.

Si eres una persona que asume riesgos, puede que te interese comprar y vender acciones individuales para obtener el máximo beneficio. Esto puede hacerte ganar mucho dinero, pero también requiere un gran cuidado en tus inversiones y puede hacerte perder mucho dinero.

Cuando empiezas a invertir, lo más seguro y fácil es elegir unos cuantos buenos fondos de inversión o fondos indexados con un historial probado y luego mantenerlos aunque el mercado suba y baje. De este modo, puedes recuperarte de los mínimos del mercado y protegerte de las fluctuaciones del mismo.

Consejo: Paga las deudas con altos tipos de interés, como las de las tarjetas de crédito, antes de empezar a invertir. La cantidad que pagas en intereses por este tipo de deuda suele ser superior a lo que ganarás con tus inversiones.

Si estás pensando en un fondo de inversión, debes elegir uno que lleve varios años abierto, que cobre comisiones bajas, que esté dirigido por gestores de prestigio y que tenga un historial de ganar dinero en lugar de perderlo.

Cuando empieces a invertir, hay otras cosas que debes tener en cuenta:

  • Diversifica. Una variedad de inversiones te proporciona una mejor protección contra las fluctuaciones del mercado.
  • Ventajas fiscales.
  • Acceso. Algunas inversiones, como las acciones o los bonos, pueden venderse en cualquier momento, mientras que las cuentas, como los certificados de depósito, pueden limitar cuándo pueden retirarse. Asegúrate de que puedes acceder al dinero en caso de emergencia sin tener que pagar altas comisiones.

Paso 4: Avanza con firmeza

Toma medidas cada mes para progresar. En lugar de ahorrar una gran cantidad en algunos meses y sacar dinero de los ahorros en otros, aparta una cantidad menor cada mes para estar siempre ahorrando. De este modo, tu dinero puede ganar intereses y crecer de forma constante.

Nota: Invirtiendo regularmente, aunque sean cantidades menores, distribuyes el riesgo asegurándote de no hacer todas tus compras en acciones o fondos de inversión en el momento álgido del mercado. A esto se le llama DCA.

Establece transferencias recurrentes desde tu banco a tus inversiones. De esta forma puedes automatizar tus aportaciones, que es la forma más fácil de asegurarte de que sigues invirtiendo.

Paso 5: Trabaja con un planificador financiero

Un planificador financiero puede ayudarte a entender los diferentes productos disponibles y los riesgos que conllevan.

Ten en cuenta esta regla básica: Cuanto más potencial de rentabilidad, mucho mayor será el riesgo que estés asumiendo.

Si eres veinteañero, puedes elegir productos de mayor rendimiento porque tienes la opción de esperar a que el mercado se recupere.

A medida que te acercas a la jubilación, quizá quieras trabajar con un gestor de patrimonio que pueda ayudarte a cambiar a inversiones más conservadoras para proteger tu dinero. También deberías trabajar con un planificador financiero si:

  • Estás invirtiendo mayores cantidades de dinero.
  • Tus objetivos o ingresos han cambiado drásticamente desde que empezaste a invertir.
  • Tu familia está creciendo y necesitas pagar la educación.
  • Quieres hacer la transición a una vida que viva únicamente de los ingresos de las inversiones en lugar de un sueldo o salario.

Si te fijas el objetivo de destinar el 10% de tus ingresos directamente a las inversiones, especialmente si reservas otros fondos para la jubilación, empezarás a crear riqueza y un futuro financiero más estable.

Todas las personas que colaboran y escriben en el blog siguen unas estrictas directrices de búsqueda y sólo utilizan fuentes de información fiables, como publicaciones financieras autorizadas, instituciones académicas, revistas revisadas por expertos, organizaciones sin ánimo de lucro de prestigio, informes gubernamentales, registros judiciales y entrevistas con expertos.

Puedes leer más sobre nuestro compromiso con la precisión, la imparcialidad y la transparencia en nuestras directrices editoriales.

Alejandro Borja creador de ricos de la mano

CEO de Ricos de la Mano y de Finantres

Emprendedor, divulgador y un apasionado de la educación financiera. He impartido cursos de finanzas, he trabajado en Rankia.com y ahora soy el fundador de dos empresas.

Deja un comentario